ISLA BAFFIN: “PERFECTION VALLEY”
LA VUELTA A LA CIVILIZACION
Lunes, 29 de Octubre de 2012 08:40
El día 20 de julio por la tarde nuestra sonrisa se convierte en gritos de júbilo cuando vemos aparecer las cuatro canoas por el fiordo. Tan rápido como llegan, nos sacan de allí. Nos acordamos de cuando hace 43 días entramos por aquí mismo en moto de nieve. Entonces éramos diferentes: Íbamos aseados y descansados, y sobre todo, todavía no habíamos vivido una de las aventuras más grandes de nuestras vidas Ahora salimos de aquí con barba y olor a “chivo”; y la aventura ártica nos ha cambiado para siempre.

Llegar a Clyde River nos resulta extraño. Si cuando arribamos aquí un 3 de junio, este pequeño pueblo de Isla Baffin, nos pareció el ultimo bastión de la civilización, ahora nos parece que bien podría ser de la calle principal de la ciudad de Los Ángeles: Hay gente que no somos nosotros siete, hay ruido de motores, hay casas, bullicio, niños, vida humana… ¡Como cambia la perspectiva de las cosas después de venir de la mas absoluta soledad!

Pasamos tres días mas en el pueblo esperando el cambio de billetes. En un lugar como este, fácilmente pasas del aburrimiento a la acción en milésimas de segundo, como pudimos comprobar.

Nos encontrábamos haciendo ejercicios de gimnasia en los columpios de la escuela mientras jugábamos con unas niñas de no mas de diez años. Eran muy divertidas pero sus preguntas a veces resultaban incomodas:

  • What is your name? ¿Como tu te llamas?- nos preguntan-.

  • ¿Sabéis castellano?- les pregunta Iker.

  • Un poquito-contestan todas a la vez.

Nos sorprende mucho, pero luego nos enteramos que con la televisión vía satélite, y a través de la escuela son capaces de hablar además de su idioma original-el Inuit-, un poco de castellano, francés y perfecto ingles.

  • ¿Te gusta el sexo?- me preguntan las niñas mientras yo me quedo perplejo.

  • No me acuerdo- les contesto yo tras superar mi incredulidad.

Por un momento, y después de 43 días aislados en el hielo, se nos ha olvidado que el sexo existe. Una “actividad” importante para el pueblo Inuit, que pocos entretenimientos tiene durante el largo invierno. Aquí no es difícil que una persona de 38 años tenga seis hijos y ya sea abuelo. Las niñas no nos ofrecían sexo, simplemente preguntaban a unos extranjeros, si a nosotros también nos gustaba. El despertar sexual en el ártico es mucho mas prematuro que en Europa.

La pregunta es por lo tanto totalmente inocente de parte de unas niñas que ven el sexo como algo totalmente natural y que seguramente serán madres en no mucho tiempo.

En estas estábamos, cuando vemos aparecer dos chicos de unos veintitantos años, con pintas raperas (tatuajes, visera para atrás, camisetas de tirantes de tipo basket, pantalones anchos y caídos) al mas puro estilo del Bronx Neoyorquino (Moda seguro importada de las películas americanas) totalmente borrachos. Yo ya llevaba un rato controlándolos por el rabillo del ojo, ya que los Inuit tienen prohibido el alcohol al tener ante el tolerancia cero; o dicho de otra manera, se ponen muy violentos como ya pudimos comprobar en nuestro viaje al Yukon Canadiense del año 2.000. A pesar de estar precavido, no puedo evitar que entre gritos, el más violento de ellos golpee a Matteo en la mandíbula

  • ¡Go home, go home!- nos grita tras propinar el primer golpe.

Yo me acerco a el con clara intención de devolvérsela, pero en un momento de lucidez me doy cuenta de que además de no merecer la pena, solo nos conllevaría problemas. Es muy posible que por el perfil de este chico, aquí no lo quiera nadie-como comprobaremos pocos minutos después- pero si pegamos a un miembro de la comunidad, seguro que tendremos a todo el pueblo en contra, y lo mínimo que te puede pasar aquí es que nos meta en el calabozo la policía canadiense para protegernos de la “ira local”. Eso en el mejor de los casos, en el peor, teniendo en cuenta que todo el mundo tiene varios rifles en casa, nos podrían pegar un tiro.

El chico se gira hacia mí lanzándome golpes cuando percibe mi presencia. Yo retrocedo esquivándolos como puedo.

  • ¡Eh tranquilo! – Le grito-. ¡Ya nos vamos!

Iker viendo que en cualquier momento me va a alcanzar alguno de los golpes se mete en medio con el puño cerrado.

  • ¡No le pegues, no le pegues!- le grito a mi hermano antes de que se lie a golpes.

El otro chico no se mete en la pelea pero tampoco consigue controlar a su amigo.

Para estas alturas una de las niñas que había resultado ser la hija de nuestro amigo Yeiko, ha avisado a este, y le vemos llegar montado en el Quad. Se para un momento delante nuestro- que vamos retrocediendo-, el tiempo justo para estudiar la situación. En el momento que ve al chico, y ante nuestra sorpresa, acelera el Quad a tope y se lo lleva por delante. El chaval borracho salta tres metros por encima del vehículo y entre gritos de dolor cae al suelo. Yeiko lo podía haber matado, pero no se inmuta, lo ha hecho por defendernos.

El chico huye cojeando ostensiblemente. La pelea esta acabada. Nos queda muy claro que si en vez de nosotros es uno de sus hijos la victima de la situación, bien habría acabado sacando el rifle que llevaba en el Quad y solucionado el problema a tiros.

Al día siguiente salimos en avión de isla Baffin. Mientras divisamos nuestro fiordo y nuestra escalada desde el aire, nos damos cuenta de que esta expedición ha sido una gran aventura; y lo que es más importante, hemos sobrevivido a uno de los lugares más salvajes de la tierra, que no es poco. Muchas veces no sabes si el peligro se encierra en la naturaleza, o en la civilización, a la vuelta de cualquier esquina.

Una etapa muy importante de nuestras vidas se cierra para que se vayan abriendo otras.

Eneko Pou 21 de julio del 2012- Clyde River-Baffin Island- Canadá.

 

 

 


 
¡YA ESTA AQUI EL TRAILER DE BAFFIN! (Video)
Viernes, 19 de Octubre de 2012 10:30
Ha costado pero el trabajo de STORY TELLER ha sido excepcional para relatar de la mejor manera posible una de las experiencias mas intensas de nuestra vida.
 
El video refleja a las mil maravillas la soledad, el sacrificio y la aventura de dos meses aislados en mitad del ártico, donde abrimos cuatro nuevas vías de escalada a cuatro picos virgenes, entre las que destaca "THE DOOR" 8b/650 m.
 

Esperemos que os guste, y a esperad a la peli, ¡que visto el trailer promete!

 
 
 
 
 
UNA APERTURA MAS: “LEVI IS COMING”
Jueves, 18 de Octubre de 2012 10:21

El 17 de julio volvemos a la carga. Esta vez seremos Hans y los Pou, los que intentaremos la última vía. Lo haremos al Mt Cook. La segunda montaña más cercana a nuestro base después de la White Wall. Tras 1.100 m de desnivel (2 h ½) en el que atravesamos un precioso glaciar, nos plantamos en la base de la pared. Otra jornada más con el cielo despejado. Llevamos varios días anticiclónicos, y después del mes de junio que hemos tenido, no nos lo podemos creer. Vamos muy animados pero el cuerpo y la mente ya no están para mucho más. Hoy hacemos 40 días en Perfección Valley y 50 días desde que salimos de casa; empezamos a estar muy cansados.

Tenemos mucha suerte con esta última apertura. La vía es increíble. Todos los largos son muy buenos, y tenemos buena visión a la hora de elegir la línea. Vamos por lo más evidente y vamos rápido. En 3 h 50´ hemos hecho la primera escalada al Mt Cook. La llamaremos “Levi is coming” 6b+/420 m y con seguridad es una de las vías mas bonitas que hemos abierto. El tiempo continúa tan bueno que nos dormimos 30’ en la cumbre. No parece tampoco que nadie haya estado nunca aquí.

Montamos los rapeles y nos vamos para abajo. En 14 h desde que salimos estamos de vuelta en el campamento. Cuando llegamos nos están esperando todos fuera de la tienda. Por supuesto quieren recibirnos, pero sobre todo darnos la buena nueva:

  • ¡Van a intentar sacarnos el 20!- nos gritan emocionados-. ¡Levi is coming de verdad!

  • ¡no me lo puedo creer!- es lo que respondemos nosotros.

  • Si realmente esto es así, ¡el día ha sido redondo!- dice Hans.

Esa noche nos vamos todos a la cama sin poder borrar la sonrisa. La experiencia en Perfección Valley esta siendo increíble, pero todo el equipo esta ya muy cansado. Hemos aguantado muchos días de mal tiempo en esta expedición y la gente necesita descansar. Llevamos ya diez días comiendo sopas y racionando la comida en la previsión de que todavía tengamos que estar aquí diez o veinte días más. No esta siendo fácil mantener la moral del equipo después de tantos días y sin apenas comida.

 Como en toda expedición de larga duración en la que apenas te conoces con anterioridad, ha habido ratos que esto parecía “un Gran Hermano”, y en alguna ocasión no nos han faltado ganas de nominarnos entre nosotros…

 

 

 

 
LA PRIMERA DUCHA Y ABRIMOS “HOTEL GINA” Y “HOTEL MONICA”
Martes, 02 de Octubre de 2012 09:23

El 12 de julio nos damos nuestra primera ducha después de 35 días, ¡Ya era hora! Es el primer día que esta medio decente para poder hacerlo.

El 13 nos levantamos a las 4 de la mañana. Vamos a intentar abrir dos nuevas vías en la montaña que tenemos encima del campo base. La llamaremos la White Wall. Como nuestros fotógrafos tienen muchas ganas de escalar, Matteo hará cordada con Hans y Bean, y nosotros dos con Ricky. 625 m de desnivel (1h 45’) nos separan de la base de la vía.

Nos cuesta abrirla 6 h ½ y resulta una ruta disfrutona. Lo mismo para el otro equipo. Llegamos prácticamente todos juntos a la cumbre. Bautizamos nuestra ruta como “Hotel Mónica” 6b+/320 m y ellos la suya como “Hotel Gina”6b+/320 m.

 Esta vez elegimos estos nombres de puro cachondeo. Los mas jóvenes de esta expedición habían recortado dos fotos de una revista en las que aparecían sendas modelos guapísimas de Dolce&Gabbana. Las colocaron en la tienda comedor junto a la puerta de emergencia y al lado de un cartel que de risas y con la palabra “Ladys” indicaba de una manera ficticia la entrada al baño femenino. A una la llamaron Gina y a la otra Mónica; de ahí el nombre de nuestras dos nuevas vías…

 Hicimos también cumbre en la montaña, probablemente por primera vez para un ser humano. En total 17 h Campo Base-Campo Base, que nos dejaron muy contentos.

El 14, 16 y 17 fueron tres días increíbles. Por primera vez pudimos descansar en el Campo Base tomando el sol. Nos volvimos a duchar, hicimos boulder por las piedras cercanas- tenemos algunos bloques pequeños pero muy buenos-, mas series de flexiones, películas, leer… ¡Tres días de descanso de verdad!

 

 

 

 
« InicioPrev123456PróximoFin »

Página 1 de 6