Noticias
“PERESTROIKA”: COMO PASAR UN INVIERNO EN SANTANYÍ (MALLORCA) Print E-mail
Últimas noticias
Monday, 14 April 2014 22:14
There are no translations available.

Por primera vez en mi vida le he dedicado toda mi energía a una vía de escalada deportiva. Eso quiere decir en pocas palabras, que tanto mi mente como mi cuerpo han estado las 24 h del día centradas en un objetivo, que no era otro que conseguir encadenar la ruta mas difícil de esta bonita escuela mallorquina. Al menos esto ha sucedido tal cual lo estoy contando del 15 de enero al 19 de marzo, cuando dos jornadas después de celebrar mi 40 cumpleaños, conseguí llevarme tan ansiado premio.

Porque siendo completamente honestos, habría que tener también en cuenta los al menos cinco días que dedique el año pasado para encadenar Moscú 8 a+ (Variante de Perestroika que comparte con esta ultima los cinco primeros

seguros) ,y una vez hecho esta, los otros cuatro o cinco para Perestroika antes de marcharnos a Patagonia. Me veía con posibilidades entonces, pero me di cuenta de que no iba a ser una cuestión de poco tiempo, y mis ganas de viajar a Argentina superaron las de “poner la tienda de campaña” al pie de Santanyí.

Pero la verdad, y siguiendo siendo honestos, es que desde que me empecé a recuperar de mis lesiones allá por el principio de agosto en Rocklands (Sudáfrica), el objetivo de realizar esta ruta ha estado siempre en mi cabeza.

Me he ido poniendo fuerte, siempre pensando que el destino final seria este.

Nunca me había pasado que una vía de escalada deportiva me quitase el sueño. Y lo digo en un sentido literal: He pasado noches en duermevela y días en vigilia acomodando cada uno de mis actos al

objetivo final, convirtiéndose este encadenamiento en una obsesión, que tendré que valorar para la próxima si merece la pena, ya no solo pensando en uno mismo, sino en los que te rodean. Pero en mi interior sabia que tenia que ser así, necesitaba concentración máxima para poder sacar adelante mi objetivo, no me podía pasar como “a un guerrero al que en el momento de bajar del caballo le rebanasen la cabeza”. Sabia que si quería conseguir un objetivo que me venia muy por encima de mis posibilidades, tenia que entrenar y cuidarme como no lo había hecho nunca; “el guerrero se tendría que mantener encima del caballo hasta el final”. Para empezar, cenas ligeras y cervezas fuera, lo que acompañado de mucha escalada, bici y pateos de cara a nuestra próxima expedición primaveral a Himalaya, me llevaron a bajar mi peso al

mínimo que recuerdo (61 kg), solo superado en 1.999, cuando a punto estuve de perder “el trasero” en el Annapurna, y volví con 57 kg. Tampoco deje de escalar un día que no me tocase. Cada día que había condiciones propicias para bajar a Santanyí, allí estaba, y si no, me quedaba trepando por la Tramuntana.

Pero los resultados tardaron mucho en llegar…

Este invierno en Mallorca ha sido el mas cálido de los últimos diez o quince años, con lo que no ayudaba a escalar una ruta orientada al Sureste (Sombra a ultima hora de la tarde), que además esta a 25 m del mar, con lo que esto conlleva en cuanto a la humedad; y por supuesto, con temperaturas tan altas eran contadísimos los días que el viento caía de norte, el necesario para poder hacer una escalada de 20 m, salpicada de minúsculas regletas.

Cuando empezaron a llegar condiciones a final de febrero yo me encontraba saliendo de una gripe que me había dejado a paracetamoles durante una semana, y entrando en una caries en una muela, que por no haberla cuidado antes, me hacia pasar de los paracetamoles a doce días de antibióticos…Todavía, una vez acabados estos últimos, volvería con los paracetamoles a cuenta de un catarro.

Además de muy mala suerte, se me estaba juntando una bajada clara de defensas, ya que venia de mucha paliza física, y durante mi convalecencia no deje de escalar y andar en bici.

“El guerrero quería seguir encima del caballo, pero no podía, y ni siquiera dependía de el…”

Aun estando así las cosas, durante este periodo me lleve dos vías muy interesantes. La primera fue “Shabada”, un

precioso 8 a+ de Fraguel que bien podría ser 8b en cualquier otro sitio. Primera parte de chorreras no muy difícil, para empalmar con una segunda de regleteo y agujeros pequeños. Una maravilla de ruta-como todas las de esta escuela- que me sirvió para mantener la motivación a pesar de las adversidades.

La segunda, “Big Mac”, en Can Marvel. Corta y explosiva al estilo de Perestroika. También muy buena. Me costo mas intentos que la anterior, con lo que supongo que al menos será 8 a+.

Así llegue al 17 de marzo, fecha de mi cumpleaños, con una obsesión que me perseguía, pero que no lograba materializar…

Pero con mi cumpleaños llego el cambio de mentalidad, o dicho en argot escalador, “la vuelta a la cabeza”. Lo celebre como toca un día de San Patricio, patrón de

Irlanda: Algunas cervezas (Llevaba bastante tiempo sin tomarme mas de una que no fuese sin alcohol), y divirtiéndome en compañía de mis amigos mallorquines.

 

Al día siguiente me dije que la obsesión se había acabado. Tenia solo diez días mas por delante en la isla, y seguiría probando la vía siempre y cuando habría condiciones, pero sin volverme loco.

Dos días después mi amiga Elena Albiasu me acompañaba nuevamente camino de Santanyí. Había buenas vibraciones en el ambiente. El día era caluroso pero el viento norte estaba a mi favor. Ya me había caído con Tato asegurándome tres días antes en uno de los últimos movimientos, y lo que era mas importante, tanto Elena como yo estábamos en clave positiva. Al punto que le reconocí abiertamente que de marcharme de la isla sin el encadene no lo vería como un

fracaso. Había hecho el tramo de 8b un montón de veces. Había encadenado 8b+ varias, y lo ultimo que me quedaba era chapar la cadena. Yo sabia que nunca había estado tan fuerte, y al fin y al cabo, la superación personal ya estaba lograda. Me dolería dos días el no salir por arriba, pero ni uno mas.

No hizo falta. Al día de viento norte le acompañaron mis fuerzas, y a ambos, mi cambio mental, que posibilito que tras un primer intento sensacional cayéndome muy arriba, el segundo fuese espectacular y me permitiese chapar cadena, a lo que le acompañaron diez minutos de jubilo en la reunión, y treinta de abrazos con mi aseguradora.

Había solventado mi crisis de los 40 con mi primer 8c, y tenia razones mas que suficientes para celebrarlo. Allí estaba la prueba palpable que con el 4 y el 0 no se

acababa nada, y en contra, se habría un mundo de nuevas posibilidades.

Desde entonces le he dado muchas vueltas. ¿Le merece la pena a una persona con mi mentalidad montañera tanto sacrificio por 20 m de escalada?

Todavía no tengo la respuesta, pero ahora mas que nunca me viene a la mente aquella frase tan repetida de el genial alpinista francés Lionel Terray cuando nos definía a todos nosotros como “Los conquistadores de lo inútil”.

 

 

 

 
UNA AVENTURA LLAMADA BAGHIRATHI III, UN VIAJE A LA INDIA, UNA VUELTA AL HIMALAYA Print E-mail
Últimas noticias
Tuesday, 08 April 2014 21:47
There are no translations available.

Cuando a finales del mes de julio de 1.999 abandone junto a mis compañeros del Equipo Nacional de Jóvenes Alpinistas el campo base del Baghirathi III no tenia nada claro que volvería. El lugar me pareció increíble, rodeado de montañas que te quitan el hipo como el Shiviling, el Meru o el propio Baghirathi, pero no recuerdo haber vivido una buena experiencia. Básicamente las circunstancias- venia un mes antes de casi perder la vida en el Annapurna y no tuvimos mucha suerte en esta expedición- no acompañaron, y todo ello se acumulo en una cabeza excesivamente cansada para grandes empresas.

Pero han pasado quince años de aquella experiencia, y puede ser el momento para ahuyentar aquellos fantasmas, con un proyecto duro y bonito, como es intentar escalar por primera vez en libre el Pilar Oeste del Baghirathi III de 6.454 m, uno de los grandes retos inéditos en el Himalaya.

1.300 m verticales nos separaran de su cumbre, de los cuales, 1.000 serán de roca y 300 de hielo y mixto.

Se ha intentado con anterioridad en libre pero hasta la fecha nadie lo ha conseguido. La razón es obvia: Superar la dificultad de séptimo u octavo grado por encima de los 6.000 m y en una ruta tan mantenida y larga no esta al alcance de todo el mundo.

Quizás del nuestro tampoco, pero a día de hoy atesoramos la suficiente experiencia y madurez como para intentarlo.

Partiremos el 24 de abril y volveremos a casa el 5 de junio.

Volaremos de Bilbo a Delhi. Dos días de preparativos en la capital esperamos que sean suficientes para en dos jornadas mas de autobús llegar al pueblo de Gangotri a pie del Gharwhal (Himalaya de la India). Desde aquí en tres o cuatro días de aproximación deberíamos arribar a nuestro campo base.

Tendremos un mes entero para intentar nuestro objetivo. Debería ser suficiente.

1.000 m de desnivel separan nuestro campo base del inicio de la escalada, trayecto que usaremos para aclimatar.

Utilizaremos un estilo ligero para intentar la ascensión, ya que solo seremos dos personas en la pared, para poder trasportar todo el peso en una ruta que se puede alargar hasta quince días de esfuerzos con sus respectivas noches durmiendo suspendidos de nuestras hamacas.

Nos acompañara en esta empresa Jordi Canyigueral, nuestro cámara habitual en las ultimas aventuras, que se encargara de filmar y fotografiar cada uno de nuestros pasos.

El 31 de mayo abandonaremos la montaña, para volver a casa el 5 de junio.

La apuesta es muy difícil y comprometida, pero puede suponer uno de los grandes retos de nuestra carrera.

Al igual que en muchas de nuestras experiencias anteriores, esta tiene todos los componentes para convertirse en una gran aventura.

 

 

 

 
Margalef to the Max! Print E-mail
Últimas noticias
Thursday, 20 February 2014 09:25

After Christmas every year we usually have a bit more time to dedicate to what we most like doing- climbing. We were thinking about possibly going back to Patagonia, but opted to save that for a better time. We want to go on an expedition in the spring and so we thought the best option would be to stay near home and train, and save up energy for the expedition.

Once again I chose to go to my beloved Margalef. The plan was clear- try and get as fit as possible as quickly as possible. After several months of travel with little climbing, the urge to climb up rock was very strong.

This time however, the planned spring expedition meant that training would really be the order of the day, so,  on every day that I was not climbing I would go for a run or hike with Gusa.

We were joined by a number of great friends in order to try and get the most out of ourselves be it climbing, or bolting new projects. Vicenç, Renaud, Gusa, Víctor, Carole, Adrian, Etien, Baldiri, Pata, Daniela, Ricardo all came along creating a great atmosphere, as usual.

The “star” sector for this year was Espadelles which hasn't stopped growing. The tireless Vicen, Renaud, and Adrián didn’t take a moments rest, so we almost always had a new route to try to onsight.

The weather in Catalonia was not the best however, with high humidity and an unpleasant wind. Despite this we were able to climb almost whenever we wanted to.

We slowly got ourselves into shape, and the short-term projects we had set for ourselves came together. In Gusa’s case (Gusa accompanied me most of the time), he ‘scent a good handful of grade 8’s.

Regarding myself, I didn't do half badly either, managing to ‘scend a number of routes which I had outstanding like Pal Norte (8c+/9a), Pal Oeste (8c+), La vía De Oscar (8c+) (first ascent), Abstinencia (8c+) (first ascent), Si lo sé no vengo 8c (first ascent), Total Hero (8b+) (first ascent), Bongada ibérica (8b+) as well as a good list of onsighted 8a+’s and 8b’s.

My trip to Catalonia is over for now, but given that we are reaching the level of fitness that we want it is time to start dreaming about the project that has stopped me sleeping for a long time…

"Get the Flash Player" "to see this gallery."
 

Photos: ADRIEN BOULON - CAROLE PALMIER.

 

 
Top 10 Routes in Chulilla. Print E-mail
Últimas noticias
Monday, 20 January 2014 15:28
Following my third trip in the last four years to the crag in Valencia, something has become increasingly clear to me- Chulilla is among the 5 best crags in Spain right now. Inexplicably, and despite the number of sectors, routes of up to 60 metres, and a spectacular climate, it remains relatively unknown both within Spain as well as outside the country. Going by my three trips there I am going to try to review a personal top 10 of the best climbs I have done there. I am only going to do one per grade, so many marvelous routes of the same grade will be left out.

Magnetorresistencia (6b+). Sector: Oasis. 40 m of continuous climbing on a system of arêtes. A physically and mentally tough alpine route. Highly recommended. 

El Ramallito (6c). Sector: Muro de las Lamentaciones. 40m. A fairly straightforward crack which gives way to crimps and small holds in the upper section. Essential.

Plan Z (6c+/7a). Sector: Oasis. 30m of continuous climbing on crimps and coral. A classic route to onsight for people at that level. Highly recommended. 

El Muro de las lamentaciones (7a). Sector: Muro de las Lamentaciones. A feast for the senses on this 35m slab of crimps and tiny holds on perfect, blue limestone. Unmissable.

Sendero Sinuoso (7a+). Sector: Oasis. 40m of varied climbing with the crux near the belay. Highly recommended. 

Cantalobos (7b). Sector: Pared de Enfrente. 20m of sustained, hard climbing, on an unusually intense, punchy route for Chulilla. Highly Recommended.

Gran Dinosaurio Blanco (7b+). Sector: Cañaveral. A jewel of a 45-metre route with the crux in the last metre. Unmissable. 

Súper Zeb (7c/+). Sector: Pared Blanca. 40m of overhanging slabbed arête. One of the most technical routes I have climbed in Chulilla. Many metres of suffering for a most gratifying end. Highly recommended.

Los Caminantes (7c+). Sector: Chorreras. Spectacular 50-metre route on technical tufas. The second half is  espectaculares de chorrera técnica. La segunda parte es legendary. Unmissable

El Bufa (7c+/8a). Sector: El Balconcito. 40 metres of sustained climbing with the odd tufa, but mostly crimps with the crux near the end. Unmissable.

El Agente Naranja (8a). Sector: El Balcón. 40m of crimps on orange rock. Very complete. Unmissable.

Well that’s 11 in the end! I hope that if you haven’t had the chance to climb in Chulilla you will have soon.

 

A special thanks to the people who are opening new routes in Chulilla. Their selfless work is building a spectacular crag.

 

 

 

 
« StartPrev12345678910NextEnd »

Page 1 of 49